lunes, 19 de noviembre de 2007

Contacto con el bebe

Mas allá de todos los cuidados físicos, también es muy importante el contacto físico que tengas con él. Tu calor y el sonido de tu corazón, lo reconfortarán y se sentirá protegido y seguro, de la misma manera que cuando estaba en el vientre materno.

Es importante que estés tranquila, tus cuidados y atención le transmitirán amor, confianza y seguridad. Y si tu estás tranquila y feliz, lo más probable es que él también.

Es importante todo lo que le transmitas, favorecerá en su desarrollo y personalidad.

Háblale, cántale, mímalo, pero tampoco lo protejas en demasía, lo puedes angustiar. Lo saludable para su desarrollo psicológico y emocional es mantener un lógico equilibrio entre tus ausencias y presencias. El bebé debe aprender a tener confianza que si te ausentas, volverás. Se sentirá tranquilo y confiado, y de esta manera estará preparado para independizarse y explorar el mundo sin temores.